Mujeres agricultoras se capacitan en finanzas

DSC_0186 (2)Cerca de veinte mujeres participantes del proyecto de Agricultura Urbana Participativa AGRUPAR, se encuentran recibiendo capacitación en educación financiera, los cursos se los realiza gracias a CRISFE y son dictados por la Fundación Educativa Monseñor Cándido Rada, aliada al FEPP.

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito y ConQuito colaboran para que temas como manejo de finanzas personales y familiares, de las mujeres beneficiarias del proyecto AGRUPAR, cuenten con estas herramientas que permitan mejorar sus condiciones económicas.

El programa busca “concienciar a las mujeres sobre su rol como administradoras, como gerentes del hogar, fortalecer su capacidad para la administración de los recursos del hogar; la capacitación se realiza a través del uso de herramientas útiles y sencillas”, indicó Graciela Sánchez integrante de la Fundación Educativa Monseñor Cándido Rada.

La metodología se basa más en la práctica, obviamente analizando ciertos conceptos teóricos, “los ejercicios que usamos se enfocan en su vida diaria, con su experiencia vamos creando conciencia en su rol de administradoras de los recursos del hogar, cómo propender hacia el ahorro, cómo establecerse metas, estrategias sencillas sobre endeudamiento”, señaló Graciela Sánchez.

Las mujeres que participan en esta capacitación pertenecen al proyecto de Agricultura Urbana Participativa (AGRUPAR), el curso es totalmente gratuito, tomando en cuenta que estas personas generan recursos para sus familias.

“Estas clases me hacen muy feliz, ha sido muy bueno aprender cómo administrar mejor el dinero, aprender cosas nuevas. Los técnicos de ConQuito me han ayudado mucho, desde que estoy aquí tengo mis plantitas que son maravillosas, salgo a vender y tengo mi invernadero; mi salud y ánimo han mejorado, ahora estoy siempre contenta” comenta Rosa Llano, participante del proyecto Agrupar desde hace más de 10 años.

Uno de los componentes de Agrupar consiste en la comercialización de los excedentes de los productos orgánicos cultivados en los huertos y allí radica la importancia de enseñar a las participantes a administrar sus ingresos para lograr impactar positivamente en la situación socioeconómica de la población.

La capacitación ‘Educación Financiera para mujeres’ cuenta con cuatro módulos, estos son: ahorro, presupuesto familiar, endeudamiento y taller de refuerzo.

En el taller de presupuesto familiar se analizaron cuáles son los gastos que cada una de ellas tienen en sus hogares diariamente o al mes, esto a través de una hoja de presupuesto, cuáles son sus ingresos reales, y cuáles son sus gastos, estos pueden ser de alimentación, de educación, pago de servicios básicos, salud, con esta información hacen los ejercicios. A raíz de ello las participantes realizan un mapa o meta financiera.

“Esta capacitación crea compromiso de las usuarias además de motivación y les permite analizar sus metas y se genera esa capacidad de soñar”, dijo la capacitadora. De esta manera se impulsa el desarrollo de emprendimientos productivos con mujeres y a la vez se les otorga herramientas para manejar sus economías familiares.

Skip to content