Limpieza de suites, departamentos, casas, oficinas y locales comerciales a la medida del cliente, por horas, es lo que ofrece YANA, una aplicación móvil disponible para teléfonos Android y iOS, a través de la cual podrá reservar los servicios de limpieza usando su ubicación por GPS, pagar en efectivo o con tarjeta débito/crédito y calificar el servicio recibido, entre otras funcionalidades.

YANA es una iniciativa que actualmente es parte del espacio de Coworking de la Agencia de Promoción Económica ConQuito.

En Ecuador y todo el mundo la gente está acostumbrada a solicitar y pagar los servicios de taxi, comida de restaurantes, entre muchos otros productos y servicios a través del teléfono celular mediante las aplicaciones móviles que abundan en el mercado y que en los últimos años se han desarrollado o han llegado al país y que están revolucionado la manera en que la gente consume.

Ahora los servicios de limpieza usan esta tecnología, que además de hacer más fácil la reserva del servicio, está basado en un modelo de economía colaborativa que promueve el empleo de madres solteras y cabezas de hogar, las dignifica y reconoce su rol como trabajadora y emprendedora, además apoya a su autonomía e independencia económica a través de este proyecto con enfoque social.

El nombre YANA proviene del Kichwa ‘Yanapana’ que significa ayudar; esta iniciativa no solo busca ayudar a las personas que requieren limpiar y organizar sus espacios para permitirles aprovechar su tiempo en su familia, amigos, trabajo o hobbies; sino que al usar esta APP apoyan a decenas de mujeres a generar ingresos y mejorar sus condiciones de vida y de sus familias.

YANA está conformado por 4 profesionales, ellos son: Juan Camilo Sepúlveda, de 31años, Fundador y Gerente General; Isabel Arguello, 37 años, es Co-fundadora y Gerente Financiera; Bryan Ibujes, 27 años, Co-fundador y Gerente de Operaciones, y Bruno Valarezo, 34 años, Co-fundador y Gerente de Tecnología.

“Ofrecemos una oportunidad digna de empleo a través de un modelo de economía colaborativa con enfoque social y promovemos el comercio electrónico a través de nuestra plataforma móvil integrada al sistema bancario” señaló Juan Camilo Sepúlveda, Gerente General.

Este emprendimiento utiliza la tecnología para ofrecer un servicio que hasta ahora ha sido objeto de vulneración de derechos, maltrato y segregación social mediante una aplicación móvil, con lo que se mitiga en gran medida dichas situaciones.

“El trato al personal de limpieza en las empresas tradicionales es generalmente poco respetuoso y en algunos casos discriminatorio; pese a su esfuerzo y dedicación no son promovidas, ni se les brinda beneficio alguno. Buscamos a través de los ingresos percibidos por YANA la generación de programas de desarrollo y promoción social de las personas y familias de la población impactada por el proyecto” expresó Isabel Arguello, Gerente Financiera.

La idea surgió en el año 2017, en que probaron un sitio web a través del cual recibían las reservaciones del servicio y en el 2018 desarrollaron un prototipo de aplicación móvil, ambos modelos con los que estudiaron el mercado y analizaron el modelo de negocio.

En el año, 2019 desde que ingresaron al Coworking de la Agencia de Promoción Económica ConQuito y tras la adhesión de dos nuevos miembros al equipo emprendedor, han trabajado en la plataforma tecnológica y el modelo de negocio definitivo, presentado oficialmente a YANA a mediados de mayo de este año.

“Llegamos a ConQuito porque identificamos que estaba bien posicionado en el ecosistema de innovación y emprendimiento, por lo que consideramos que podría ser de gran apoyo para la promoción y aceleración de nuestro emprendimiento” comenta Bryan Ibujes, Gerente de Operaciones.

El costo del servicio por lanzamiento de la plataforma es de $15 dólares por un servicio de limpieza de 2 horas y por cada hora adicional $3 dólares. Los usuarios pueden controlar, calificar y administrar sus reservas por medio de su smartphone.

Sus expectativas a futuro son crecer en el número de clientes y posicionar el proyecto en el mercado local para beneficiar a más madres y mujeres cabezas de hogar a través del ingreso que perciben por cada reserva de los servicios, así como reinvertir parte del dinero obtenido en una guardería interna para que las asistentes (como llaman a las personas que prestan el servicio) puedan dejar a sus hijos en YANA para su atención y cuidado, mientras ellas trabajan con la plataforma, entre otros programas sociales.

A mediano plazo, planean crecer en otras provincias del país y evaluar mercados internacionales con potencial de expansión.

Si usted está interesado en apoyar este emprendimiento y reservar sus servicios puede descargar la App aquí: http://onelink.to/yanaec