Antes de realizarse la ‘Cata del Café de Quito 2018’ se desarrollan varias actividades las que permiten que los productores participantes presenten muestras de sus cafés para llegar a ser uno de los 10 finalistas de la cata.

Es así que desde el domingo 19 de agosto se realizó el montaje de laboratorio de cata en campo, en la casa parroquial de Tulipe. Esto para que desde el lunes 20 de agosto y con llegada de catadores nacionales e internacionales para realizar las actividades de pre-cata.

Desde el martes 21 al viernes 24 de agosto se realiza la catación de cafés participantes para seleccionar 10 cafés finalistas, las muestras se cataran mediante protocolos de SCA. La cata es a puerta cerrada y únicamente se permitirá el ingreso del personal previamente autorizado.

Los expertos que serán parte del equipo evaluador de la Cata Formal son: César Rengifo,  Mario Idrovo, José Apolo, Ofelia Suárez, Fernando Morocho y Diego Becerra.

Sobre el Café de Quito:

 

El Café de Quito es un café de especialidad, por sus características físicas y organolépticas y sus puntajes en cata.  Crece en las estribaciones de la Cordillera de los Andes, desde los 1.300 a los 1.800 metros sobre el nivel del mar, condiciones de precipitación favorables para el cultivo de café especial, las temperaturas se encuentran en los rangos óptimos oscilando entre los 19 y 21 grados centígrados y en promedio los cultivos son bañados con 1.000 horas luz solar por año.

La zona del noroccidente del Distrito Metropolitano de Quito tiene un suelo volcánico y una formación de micro climas, que propician el ambiente perfecto para el crecimiento de este tipo de café. Además, al ser un bosque nublado, las plantas tienen la sombra necesaria para desarrollarse  a la perfección, sin necesidad de estructuras artificiales, esto, combinado con las buenas prácticas aprendidas, se traduce en un producto con excelente calidad, con una producción sostenible.

Las parroquias con vocación cafetera en el Distrito son: Pacto, Gualea, Nanegal, Nanegalito, y San José de Minas, Quito en la actualidad cultiva casi 300 ha de café en 115 fincas y en su mayoría, la cosecha proviene de superficies pequeñas de cultivo: 41% micro: menos de 1 ha de café, 52% pequeños: 1 a 10 ha y 6% medianos: 10 a 35ha.

Los productores cafeteros de Quito se distribuyen espacialmente en un 85% en estricta altura, lo cual para el cultivo de café, fija características muy apetecidas para los paladares más exigentes del mundo, sobretodo en atributos de acidez y dulzor.

Paola Torres Olarte