‘Copal Kids’ es un centro de cuidado para niños entre los 3 meses a los 5 años de edad, que busca formar seres humanos con alto nivel académico y con habilidades sociales y emocionales necesarias para la vida. Brindan acompañamiento personalizado basado en el respeto, tanto en los procesos de aprendizaje como de los emocionales, proporcionan un seguimiento cercano, cotidiano y con herramientas para los padres.

Este emprendimiento nació en el año 2014 sus características diferenciadoras son el manejo emocional de los niños y la asesoría en crianza a padres, sin descuidar lo académico, enmarcado en el Currículo de Educación Inicial vigente del Ministerio de Educación.

‘Copal Kids’ ofrece también el servicio de tareas dirigidas y asesoría en la crianza; mientras acompañan a los padres con herramientas que les ayuden a disfrutar de esta tarea. Su nombre está inspirado en un árbol de la Amazonía ecuatoriana, su resina es empleada por los indígenas de la zona para iluminar sus caminos en la oscuridad.

Esta iniciativa está conformada por Johanna Naranjo, profesional en educación infantil y orientación familiar y por Tamara Pérez, titulada en administración y finanzas. Ambas son socias fundadoras de este emprendimiento.

El equipo de trabajo lo completan cuatro maestras, una auxiliar de servicios generales; dos profesionales para las áreas de inglés y de estimulación musical, cuentan también con los servicios de una pediatra y una psicóloga.

“Creemos que al  sembrar bases emocionales sólidas en los niños, formamos en ellos un pilar para su currículo académico, de esta manera podemos aportar con herramientas y tener a futuro, profesionales que posean habilidades sociales y emocionales necesarias en la vida laboral”, señaló Johanna Naranjo.

Para Tamara Pérez la educación de los niños en aulas no es suficiente, “creemos en un acompañamiento personalizado y con respeto, tanto en sus procesos de aprendizaje como en los emocionales, manejando un currículo socio-afectivo y haciendo un seguimiento cercano, cotidiano y con herramientas a los padres”.

El costo de sus servicios oscila entre los 100 a los 250 dólares, esto depende de las necesidades de los padres de familia.

Estas socias decidieron ser parte de ConQuito al sentir la necesidad de una guía para un crecimiento sostenido; el proceso de incubación les ha permitido aprender y utilizar herramientas para analizar la situación de su emprendimiento, para hacer proyecciones a mediano y largo plazo.

Su expectativa a futuro es generar una red de centros infantiles, dentro  y fuera de la ciudad, con la metodología y estilo utilizados en ‘Copal Kids’, para ser una respuesta para los padres que requieren un lugar seguro y emocionalmente sano para sus niños.