3 En el marco de la VIII Asamblea de la Comisión Interamericana de Agricultura Orgánica – CIAO, que se está llevando a cabo en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, se expuso este jueves 11 de agosto, el proyecto de Agricultura Urbana Participativa AGRUPAR, el mismo que es impulsado desde el Municipio de Quito a través de la Agencia de Promoción Económica ConQuito.

La experiencia de AGRUPAR fue presentada por el ingeniero Rommel Betancourt, quien se desempeña como Coordinador General de Inocuidad de Alimentos de AGROCALIDAD, Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro.

La CIAO está compuesta por 19 estados miembros de las Américas, este año se suma España como observador. En este contexto cada país presentó su experiencia en materia de agricultura orgánica; en el caso de Ecuador la experiencia presentada fue la de proyecto AGRUPAR.

En esta Asamblea participaron delegaciones de: Costa Rica, Argentina, Paraguay, Honduras, Bolivia, Estados Unidos, México, Panamá, Chile, Republica Dominicana, Brasil, Ecuador y España. Luego de 8 años de Presidencia Juan Carlos Ramirez de Argentina se eligió por Asamblea a Rommel Betancourt de Ecuador como nuevo presidente. Además se definió que Estados Unidos será la sede de la IX Asamblea.

Razones por las que se destaca el proyecto de Agricultura Urbana Participativa AGRUPAR

El proyecto de AGRUPAR beneficia directamente a más de 61 mil personas, anualmente se producen en el distrito 500.000 kilos de productos orgánicos, en 29 hectáreas de la ciudad y las zonas rurales; desde el año 2009 en las Bioferias han generado 1.207.422 dólares que benefician a las familias de los productores, estos son algunos de los resultados alcanzados por el proyecto de Agricultura Urbana Participativa (AGRUPAR) que se ejecuta mediante ConQuito.

El Municipio del Distrito Metropolitano de Quito a través de la Agencia de Promoción Económica ConQuito, ejecuta el proyecto AGRUPAR trabaja en la implementación de huertos con producción orgánica, crianza de animales menores, procesamiento de alimentos y comercialización de excedentes por medio de Bioferias, dentro del esquema de apoyo a la producción sana y solidaria.

La agricultura urbana es una actividad integradora que incrementa la biodiversidad urbana y mejora la gestión ambiental y los ingresos, además genera empleo y ahorro por el consumo de la producción propia para sus participantes. Esta actividad es versátil y se la puede realizar en: terrazas, balcones, jardineras, patios, espacios comunales o privados y contenedores reciclados como: cajas de madera, botellas, llantas y macetas, entre otros.

El proyecto está dirigido a todos quienes quieren formar parte de una propuesta innovadora para la ciudad: grupos de mujeres, adultos mayores, escuelas, colegios, centros de atención a niños menores de 5 años, centros de rehabilitación social, centros de atención a personas con discapacidad, comunidades religiosas de todo tipo, centros de acogida a niños, jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad.

La práctica de agricultura urbana mejora el acceso, la disponibilidad y la estabilidad de alimentos sanos para el consumo familiar y el de la población en general, a través de la aplicación de técnicas de producción limpias que mejoran la gestión ambiental de la ciudad por medio del reciclaje y reutilización de materiales, se respetan los saberes ancestrales y brinda una opción de vida para sus participantes por su enfoque de equidad e inclusión social.