Decenas de personas dedicadas a temas tecnológicos y a la inclusión de estos en la población se dieron cita el jueves, 20 de julio de 2017, en la Agencia de Promoción Económica ConQuito, para realizar el FABATOM ‘Manifiesta Ecuador’, en el que se presentó la Red Fab Lab Ecuador. En este encuentro participaron Benito Juárez, director para América Latina de Fab Lab y Roberto Gallo del Fab Lab Ecuador.

 

La FABATOM ‘Manifiesta Ecuador’ busca la inclusión social y tecnológica en el país, con el objetivo de formar un equipo de personas comprometidas con el desarrollo del país para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. FABATOM nace como una iniciativa de jóvenes vinculados al movimiento internacional Fab Lab

 

Roberto Gallo, Coordinador de la Red de Laboratorios de Fabricación Digital-Fab Lab Ecuador, comentó que “con la creación del manifiesto se busca que la red se articule de manera dinámica, lo hemos estado haciendo desde hace tres años y medio, ahora tuvimos la oportunidad, gracias a ConQuito, de poder reunirnos en un espacio para lograr consolidarnos, ahora la gente está empoderada y comprometida”.

 

Una de las actividades de la jornada fue la exposición de Tomás Diez, quien a través de una video conferencia, habló con los participantes sobre la experiencia de Fab Lab en Barcelona.

 

Fab Lab es una red inclusiva y abierta que busca acercar a la población a la ciencia y la tecnología, una de sus actividades, por ejemplo, es la capacitación a nivel mundial con profesores del MIT y Harvard, de esta manera los participantes se capacitan en sus entornos, se lleva conocimiento y tecnología a las localidades.

 

Según comenta Roberto Gallo, “en Ecuador no existía nada de esto, y gracias al trabajo colaborativo se ha logrado impulsar esta iniciativa al punto que ahora somos pioneros, participaremos en la conferencia mundial de Fab Lab que reunirá a gente de todo el mundo para crear proyectos colaborativos de alto impacto”.

 

El FABATOM permitió que las personas que trabajan en el país en temas de inclusión tecnológica se reúnan para platear el manifiesto ecuatoriano y participativo para generar un cambio social.

 

Los principales lineamientos que plasma el ‘Manifiesto Ecuador’ se centran en temas de educación y de vinculación de la sociedad con la academia, “queremos generar un sistema que una a la sociedad con las universidades, por ejemplo los estudiantes hacen miles de tesis, nuestra visión es obtener estas ideas y que generen impacto al país y que ellos tengan una proyección y compromiso con el entorno”.

 

Los Fab Labs proponen, a nivel mundial, abrir sus espacios, por lo menos una vez a la semana para recibir ideas para posibles cambios, en este sentido lo que ofrecen es asesoría para hacer realidad las ideas y apoyo en temas técnicos y operativos.

 

El término Fab lab provine varias palabras en inglés (Fabrication Laboratory o Fabulous Laboratory), este es un espacio de producción de objetos físicos a escala personal o local que posee máquinas controladas por computadoras. Su particularidad se basa en el tamaño y en su vinculación con la sociedad más que con la industria.

 

Benito Juárez, de Perú, es el Director para América Latina de Fab Labs “somos una red mundial de laboratorios de fabricación digital, que buscamos democratizar el acceso a herramientas de innovación tecnológica; de máquinas que antes solo las podíamos encontrar en laboratorios especializados como la NASA. MIT, Ferrari; hoy en día están al alcance de todos, incluso de niños de 3 o 4 años, quienes ya están experimentando con este tipo de herramientas, como impresoras 3D; existen también cortadoras láser, fresadoras, tecnología para hacer robótica o biotecnología, etc. Que nos permiten hoy en día hacer casi cualquier cosa”.

  

Benito Juárez y Víctor Freundt, fueron seleccionados en el año 2009 para fundar el primer laboratorio en Sur América, gracias a la Agencia de Cooperación Española Internacional, el Fab Lab de Barcelona y MIT,  este laboratorio fue implementado en la Facultad de Ingeniería de la UNI en Perú. “El objetivo detrás de esto no era solamente implementar un laboratorio, sino impulsar la democratización tecnológica en América Latina”, señaló Juárez.

 

En la actualidad los Fab Lab en América Latina están presentes con más de 100 laboratorios, “desarrollando proyectos que puedan vincular este tipo de herramientas con nuestro contexto. En Latinoamérica tenemos una gran riqueza cultural y de biodiversidad, estos son insumos valiosos para la innovación tecnológica”.

 

Los Fab Labs promueven nuevos formatos para que la gente pueda acceder a estas herramientas, dentro de ellos están el laboratorio flotante (Fab Lab del río Amazonas), también los Fab móviles, como en Costa Rica, Colombia, Perú, Chile y Argentina, estos son camiones que visitan colegios, comunidades nativas. Dentro de esta filosofía se han desarrollado distintos formatos para que la innovación esté al alcance de todos. En FABLAT se evidencia que la ingeniería social y las economías colaborativas pueden impulsar regiones en desarrollo de maneras sorprendentes.

 

“La iniciativa que se presentó es realmente fabulosa, y muestra el esfuerzo por unir a distintas entidades de gobierno, empresas públicas y privadas y distintos tipos de laboratorios, nos habla de que están en la misma dirección, con las mismas oportunidades y sobre todo visualizando cómo podemos contribuir con el desarrollo del país”, dijo Benito Juárez.

 

Los Fab lab se basan en dos principios, el primero es ‘Hazlo tú mismo’, esto permite que si alguien tiene una duda, se lo invita a investigar a explorar, este ejercicio fortalece la autonomía de los individuos; otro de los pilares es ‘hagámoslo juntos’, es una red colaborativa, de personas de diferentes culturas y países que tienen un fin común.

 

En este encuentro también participaron niños, con edades comprendidas entre los 8 y los 12 años, a quienes se les mostró cómo  hacer sus propios dispositivos electrónicos, cómo mejorar lo que ya tienen “no hablamos de reemplazar cosas y hacer las mismas sino de analizarlas y añadir valor local”, dijo Roberto Gallo.

 

El Fab Lab tiene una filosofía  open source y free source, esto permite transmitir el conocimiento, documentarlo a abierto totalmente al público.  

 

El FABATOM consolida la Red Fab Lab Ecuador que se está gestado en el país, a través del esfuerzo de actores nacionales de diferentes provincias: de Loja Claudia Campoverde y Xavier Burneo; en Cuenca lo ha impulsado Guillermo Guerra; en el Tena por Lorena Lizarzaburu; en Urcuquí con Ángela León y en Quito con Roberto Gallo.