Desde las 10:30 de este martes 24 de octubre al interior de Casa Mariscal se vivía un ambiente de amistad mezclado con nervios, en este espacio se presentaron 3 iniciativas de artesanos emprendedores del Distrito, quienes forman parte de del Programa de Empresas Solidarias Innovadoras – PESI Crecer y que acudieron para recibir una mentoría de comercialización enfocada en sus productos.

Alberto Santos, administrador de Casa Mariscal, recibió a los artesanos con una sonrisa y con un café, previo a la mentoría los invitó a hacer un recorrido por este espacio, allí el diseño, el color, las texturas y la belleza de los productos saltan a la vista.

La primera emprendedora que expuso su trabajo fue Jenny González de ‘Churita Ecuador’, emprendimiento dedicado al tema textil, ellos resaltan al páramo andino a través de resaltar la flora de este sector, plasmándolo en flores bordadas “esta experiencia fue sumamente enriquecedora, estoy muy agradecida con toda la gente que nos ha colaborado. Trabajar con ConQuito nos ha abierto las puertas y los ojos a un mundo diverso”. Este emprendimiento lleva un par de meses, sin embargo Ximena tiene su taller hace 10 años.

Producen blusas y vestidos tejidos y bordados a mano, faldas, bolsos, alpargatas con pequeños detalles bordados.

Las recomendaciones que recibió del grupo de expertos de Casa Mariscal  fue cambiar el tipo de tela de sus vestidos, pues quienes acuden a este lugar son turistas especialmente de América del Norte y de Europa, ellos buscan prendas de vestir en algodón; además le brindaron sugerencias sobre los apliques que algunas prendas llevan, motivándola a remplazarla por detalles en tagua, madera o mazapán.

Lilia Ochoa de ‘Wawayay’, que quiere decir  volver a ser niños,  presentó sus colecciones de figuras elaboradas en mazapán y porcelanicrón, que representan a los pueblos y nacionalidades del Ecuador, sus productos se venden en una caja de madera y cuentan con una breve explicación de la etnia que representa. Además de figuras para el Nacimiento.

“Esta experiencia me ha permitido volverme a enamorar de mi profesión, a decir orgullosa que soy artesana, estas mentorías nos hace crecer y madurar como emprendedores. Es increíble cómo nos ayudan a los emprendedores, yo he vivido por 35 años siendo manejada por intermediarios, entrar a las capacitaciones de ConQuito, me ha hecho crecer y también a salir a vender por mi cuenta mis productos”, dijo Lilia Ochoa.

Los mentores reconocieron la calidad en su producción, realizaron recomendaciones en cuanto al tema del empaque. “Este producto una vez que realice los cambios sugeridos, está listo para ingresar en nuestra tienda, son productos que atraen al turista y muestran nuestra identidad”, señaló Carlos Iturralde, miembro de Casa Mariscal.

La última iniciativa que se presentó fue ‘Raíz.Ec’ una comunidad colaborativa de saberes que valora, promociona y difunde los conocimientos ecuatorianos. Las propuestas que presentaron estuvieron relacionados al tema turístico, productos elaborados con crin de caballo, bisutería trabajada con pepa de aguacate, juguetes de madera.

A este grupo de emprendedores les parece interesante promocionar su ruta turística en Casa Mariscal, Jairo Calupiña, representante del Centro Cultural Vivencial Raíz.Ec, señaló “es importante escuchar sus conocimientos para mejorar nuestro emprendimiento, el enfocarnos con espacios de comercialización nos ayuda a darnos a conocer. Casa Raíz.Ec propone vivir el origen cultural del Ecuador, en conocer técnicas y conocimientos de los adultos del Valle de Tumbaco”.

Alberto Santos, administrador de Casa Mariscal, para finalizar dijo “me parece genial esta iniciativa de ConQuito este contacto y la transferencia de conocimientos entre quienes comercializan y quienes elaboran los productos es de vital importancia. Los proyectos presentados hoy me gustan, sin duda algunos se deben madurar, se deben enfocar hacia una misma dirección especialmente en el tema turístico, se presentó otro que está casi listo para ser comercializado inmediatamente y otro que le falta mejorar las terminaciones; sin embargo son productos muy buenos y que una vez que se realicen las sugerencias están listos para estar en el mercado”.

Casa Mariscal es una empresa privada que impulsa un compromiso social, actualmente trabajan con 131 artesanos, quienes proveen de productos para ser comercializados en este espacio, directamente sin intermediarios. Está ubicada en las calles Juan León Mera N23-54 y Wilson.